Algunos usos profesionales del papel transfer

En este artículo vamos a hablar sobre los usos profesionales del papel transfer, es decir, sobre el uso que se hace a nivel de empresas. No vamos a entrar a valorar el papel transfer para impresoras caseras ya que se trata de productos diferentes.

La venta de papel transfer para uso profesional se realiza a través de distribuidores especializados en maquinaria y consumibles para uso industrial y se adapta a las máquinas utilizadas, por ejemplo, en serigrafía.

El uso mayoritario es el uso textil

Uno de los usos más frecuentes del papel transfer es el textil. Mediante la combinación de técnicas de serigrafía y offset se puede transferir un dibujo a una tela. Pero se puede lograr una mayor calidad en los estampados si en lugar de hacerlo directamente a la tela se hace a través de un papel transfer.

El proceso es similar, en lugar de estampar la tela el dibujo es serigrafiado en un papel. Este se deja que cure y cuando está bien seco, el dibujo se transfiere a la prenda mediante una plancha de calor de uso profesional.

Los resultados son excelentes y se logran colores mucho más vivos y, sobre todo, más resistentes. Se consigue así que el estampado no se borre fácilmente y resista un gran número de lavados o incluso el roce normal al que se somete cualquier prenda de ropa.

Para lograr la mayor calidad existen papeles transfer de diferentes gramajes según el tejido en el que se vayan a utilizar o los colores y tintas que se empleen para conseguir los resultados esperados.

Lo que se quiere es lograr que el papel tenga un buen equilibrio entre las propiedades que demuestra cuando se imprime el dibujo en el mismo, recibiéndolo con calidad y fidelidad, y la forma en la que lo transfiere a la prenda, logrando un resultado sobresaliente.

Es posible conseguir diferentes acabados utilizando productos adecuados que le den un acabado mate, brillo o incluso con relieve según lo que se esté buscando en cada momento. Esto hace posible una gran versatilidad y ofrecer al cliente una carta de posibilidades más amplia, lo que convierte a la empresa en una alternativa mucho más atractiva.

Algunos de estos papeles se pueden utilizar exclusivamente sobre algodón cien por cien, pero hay algunos papeles transfer que son aptos incluso para transferir dibujos sobre piel u otras telas acrílicas o de mezcla.