¿Qué servicios ofrece la serigrafía industrial?

Una empresa de serigrafía industrial es aquella que realiza sus trabajos para otras empresas, es decir, generalmente a gran escala. Pueden realizar encargos para grandes fabricantes de ropa, por ejemplo, llevando a cabo las etiquetas de todos sus productos.

Las empresas de serigrafía industrial pueden dedicarse también a la impresión de textiles, fabricando todo tipo de productos de esta rama, desde camisetas hasta cortinas o manteles. En este caso, lo normal es que no se trate de una empresa independiente, sino que haya un departamento de serigrafía dentro de lo que es la industria textil.

Pero también pueden encargarse, aquí sí de manera independiente, de fabricar el packaging de todo tipo de artículos que vayan a salir a la venta, en cualquier rama comercial: cosmética, alimentación, artículos de hogar…

La fabricación de frontales para máquinas expendedoras, señalizaciones para empresas, displays y todo tipo de impresiones sobre materiales rígidos, semirrígidos o porosos son también trabajos frecuentes en este tipo de negocios.

Uno de los campos en los que más se trabaja en la serigrafía industrial es en el de la publicidad. La elaboración de cartelería específica es un campo tan importante que hay empresas que se dedican casi en exclusiva a esta rama.

Los grandes carteles publicitarios que vemos en muchas ciudades, tanto aquellos que han sido fabricados en papel como los que son fabricados en lona o en ciertos plásticos son también trabajos de serigrafía industrial.

El papel de los distribuidores

No debemos de olvidar que todos estos trabajos de serigrafía industrial tan importantes y tan necesarios para las diferentes industrias no podrían llevarse a cabo sin la colaboración más que necesaria de un buen distribuidor de productos. El distribuidor de productos para serigrafía es mucho más que un simple vendedor, su papel es también el de aconsejar, siempre que se le solicite, qué producto es el más adecuado para llevar a cabo los diferentes tipos de trabajos que se realizan.

Ofrece, así mismo, un gran papel en la actualización de la empresa, ya que puede transmitirles todas las novedades que van surgiendo en el mercado, explicándoles exactamente las diferencias entre los nuevos productos y los antiguos así como el modo de usarlos para obtener las mejores prestaciones.

Por tanto, no se trata tan solo de la obtención de los mejores precios, sino también de establecer una relación de confianza, tal y como ocurre entre la empresa de serigrafía y sus clientes.